Escoge Pues La Vida

 Dios nos ha dado una voluntad para que nosotras podamos tomar decisiones en nuestra vida. Deut. 30:19 Al cielo y a la tierra pongo hoy como testigos contra vosotros de que he puesto ante ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge, pues, la vida para que vivas, tú y tu descendencia. Es increíble pensar que el resultado de nuestra vida va ligado a las decisiones que tomamos diariamente. A veces nos quejamos de lo que vivimos pero la gran mayoría de las veces es que cosechamos lo que sembramos: en nuestro matrimonio, con los hijos, con familiares, con amigos. Si quieres ver resultados diferentes cambia tu forma en que siembras. Este principio te cambiará tu vida.  Esta semana recuerda que el resultado tu vida va ligado a las decisiones que tomas hoy!